Tomás Estrada Palma

Portrait_of_Tomás_Estrada_PalmaTomás Estrada Palma (1835-1908). Maestro de profesión, presidente de la República de Cuba en Armas durante la Guerra de los Diez Años y sustituto de José Martí en la delegación del Partido Revolucionario Cubano. Primer presidente de la República de Cuba (1902-1906).

Nació en Bayamo el 9 de julio de 1835. Estudió las primeras letras en el hogar;  luego viajó a La Habana  e ingresó en la escuela privada de Toribio Hernández, y  recibió el título de bachiller en el instituto de esa ciudad. Inició estudios de Derecho en la Universidad de La Habana. Posteriormente se trasladó a Sevilla. No pudo culminar los estudios de Derecho porque la muerte de su padre lo obligó a regresar a su ciudad natal. A los treinta años comenzó a trabajar como maestro en el Cuartón de Guamo, en la región de Guantánamo; al estallar la Guerra de los Diez Años continuaba en el ejercicio de esa profesión.

El 11 de octubre de 1868 fue designado por las autoridades españolas para formar parte de una comisión encargada de persuadir a Carlos Manuel de Céspedes para que depusiera las armas. No obstante, el joven Estrada Palma decidió vincularse al movimiento libertador y, al ser ocupada la ciudad de Bayamo por los insurrectos, fue nombrado regidor del cabildo. En abril de 1869, a raíz de la celebración de la Asamblea de Guáimaro, fue electo representante a la Cámara (por el distrito de El Cobre, en la región oriental)  por el grupo político liderado por Rafael Morales y González, Moralitos.

Entre 1871 y 1872 participó en la invasión y campaña de Guantánamo, que dirigió Máximo Gómez, y al año siguiente estuvo entre los que con más fuerza abogaron por la deposición de Céspedes de su cargo de presidente.

Cuando ocurrió la caída en combate del mayor Ignacio Agramonte y Loynaz y Máximo Gómez ocupó la jefatura del Camagüey, Estrada Palma volvió a incorporarse a las fuerzas del estratega dominicano, hasta 1875, cuando Gómez decidió tomar el territorio de Las Villas para iniciar la invasión a Occidente.

En febrero de 1875 se unió a las tropas del general tunero Vicente García y apoyó la destitución del presidente Salvador Cisneros Betancourt. Al hacerse cargo de la presidencia Juan Bautista Spotorno, Estrada Palma fue llamado a ocupar el cargo de Secretario de Relaciones Exteriores. Durante ese período divulgó en América Latina y Estados Unidos, a través de los agentes diplomáticos de la República en Armas, el decreto en el cual se disponía la pena de muerte para los individuos que, procedentes del campo enemigo, presentasen de palabra o por escrito proposiciones de paz fundadas sobre la base de no reconocer la independencia.

El 29 de marzo de 1876 fue electo por mayoría presidente de la República en Armas. Ocupaba el cargo cuando se produjo la deposición de Gómez de Las Villas; lo nombró entonces Secretario de la Guerra y designó, al mismo tiempo, al general Vicente García  como jefe de las fuerzas que tenía el jefe dominicano en territorio villareño.

En octubre de 1877 fue detenido por fuerzas españolas, trasladado a Cádiz y enclaustrado provisionalmente en el Castillo de Santa Catalina, del que pasó al Castillo de Figueras. En la nueva cárcel, Estrada Palma amplió sus estudios de Filosofía, Derecho Público e idiomas, y mantuvo correspondencia con amigos dentro y fuera de Cuba. En algunas de sus cartas de entonces advirtió que, a su entender, los cubanos no estaban en condiciones de darse un gobierno propio, por lo que consideró como solución más razonable la anexión a Estados Unidos.

tomas-estrada-palmaContinuó su labor como maestro, comenzada antes de iniciarse la guerra de 1868. A principios de la década del 80 viajó a Francia y después a Nueva York, donde se empleó como maestro en el poblado de Central Valley. En Nueva York fundó en 1884, con David Cornell, el Instituto Tomás Estrada Palma, para la enseñanza de niños latinoamericanos. En ese plantel recibieron instrucción alumnos de Argentina, Colombia, México, Estados Unidos y Cuba. Don Tomás, como se le conocía, enseñaba las asignaturas de letras: Latín, Griego, Inglés, Francés, Castellano, Historia, Literatura y disertaciones sobre clásicos españoles.

A partir de 1887 se vinculó a los trabajos de organización emprendidos por José Martí en el seno de la emigración cubana en Estados Unidos, cuyo punto culminante fue la creación, el 10 de abril de 1892, del Partido Revolucionario Cubano,  del cual llegaría a ser delegado. Estrada Palma asistió como tribuno a los actos conmemorativos del 10 de octubre y a otras actividades patrióticas, como la celebrada el 5 de mayo de 1893 en Hardman Hall, donde se discutió el levantamiento de Holguín realizado por los hermanos Sartorius. Al morir  Martí el 19 de mayo de 1895, Estrada Palma fue electo, por la inmensa mayoría de los clubes,  como delegado del Partido Revolucionario Cubano. A ese cargo se unió el nombramiento de delegado plenipotenciario que le confirió el Consejo de Gobierno de la República en Armas.

Entre 1895 y 1898 se desempeñó en ambos cargos. Las facultades que se le  otorgaron fueron amplísimas, “en tanto representante de la República en Armas por sí o por medio de delegados, ante los pueblos, gobiernos y naciones con los cuales considérese conveniente establecer relaciones de amistad y cooperación”.

Con tales poderes pudo contratar empréstitos, emitir papel moneda y sellos de correos, nombrar subdelegados y agentes, así como recibir y colectar fondos y emplearlos en lo que considerase conveniente.

Con el apoyo de Gonzalo de Quesada, al frente de la Legación Cubana en Washington, y del abogado Horacio Rubens, sostuvo entrevistas con congresistas y otros hombres de la política y los negocios estadounidenses, tendentes al reconocimiento de la beligerancia de los cubanos y promotores de la intervención de Estados Unidos en la guerra.

Una vez concluida la contienda y días después de firmado el Tratado de París (10 de diciembre de 1898) entre Estados Unidos y España, el 24 de diciembre del mismo año el delegado dio a conocer una circular en la cual dejaba disuelto el Partido Revolucionario Cubano.

Entre 1899 y 1902, período marcado por la ocupación militar de Estados Unidos en Cuba, permaneció en Nueva York en sus labores de maestro. En el proceso eleccionario de 1901 fue propuesto candidato para la primera magistratura por una coalición nacional-republicana, con Luis Estévez y Romero como vicepresidente. Mientras, los republicanos independientes y los miembros del Partido Unión Democrática impulsaron las candidaturas de los generales Bartolomé Masó y Eusebio Hernández para la presidencia y la vicepresidencia, respectivamente.

Con el total de votos de la Junta de Escrutinios por la coalición estradista y la consecuente renuncia de los masoístas, la candidatura Estrada-Estévez alcanzó el triunfo. El 17 de abril de 1902 Estrada Palma partió de Estados Unidos rumbo a La Habana, donde fue recibido por Máximo Gómez. El cambio de poderes tuvo entrega-gobierno-a-tomas-estrada-palmalugar el 20 de mayo de 1902. Estrada Palma pronunció el juramento de rigor ante el Tribunal Supremo, y al compás de cuarenta y cinco cañonazos se izó la bandera cubana en el Castillo de los Tres Reyes del Morro y en el antiguo Palacio de los Capitanes Generales, a partir de esos momentos sede de la presidencia.

Las inclinaciones del presidente lo acercaron, de manera gradual, a los elementos más conservadores del gobierno, que comenzaron los preparativos de formación de un nuevo partido, consecuencia del desgajamiento del antiguo Partido Unión Democrática. La afiliación de Estrada Palma al denominado Partido Moderado y las presiones de su nuevo Consejo de Secretarios o Gabinete de Combate, formaron parte de su intensa campaña reeleccionista, con el consiguiente incremento de la violencia y las disensiones entre las facciones de moderados y liberales.

El 20 de mayo de 1906 tomó nuevamente posesión del cargo de presidente de la república. Los fraccionados liberales, encabezados por el general José Miguel Gómez, se levantaron en armas contra el nuevo gobierno estradista. En el mes de septiembre, Estrada Palma sostuvo varias entrevistas con el general Mario García Menocal, en las cuales se le presentaron las proposiciones de los liberales para restablecer la paz que en un primer momento aceptó. Pero posteriormente cambió de actitud, y el 8 de septiembre siguiente el Secretario de Estado, en nombre del presidente, solicitó del mandatario estadounidense Teodoro Roosevelt el envío inmediato de dos barcos de guerra. El 13 de septiembre Estrada Palma pidió oficialmente la intervención de Estados Unidos y anunció su decisión irrevocable de renunciar y entregar el gobierno de Cuba al representante designado por esa nación, tan pronto hubiese desembarcado.

Alejado de la política tras la segunda ocupación norteamericana, en 1906, se trasladó con su familia a Matanzas, y a mediados de 1907 se instaló en La Punta, una de sus fincas en Oriente.  Murió el 4 de noviembre de 1908 en Santiago de Cuba.

 

Bibliografía activa

Cuba. Presidente, 1902-1906: Mensaje al Congreso de la República de Cuba al inaugurarse la tercera legislatura, Impr. de Rambla y Bouza, La Habana, 1903.

Mensaje del presidente al Congreso de la República de Cuba con motivo de la apertura del tercer período legislativo, 6 de abril de 1903, Impr. de Rambla y Bouza, La Habana, 1903.

Mensaje del presidente Tomás Estrada Palma al Congreso de la República de Cuba al inaugurarse la segunda legislatura de 1904, Impr. de Rambla y Bouza, La Habana, 1904.

Mensaje del presidente Tomás Estrada Palma al Congreso de la República de Cuba al inaugurarse la segunda legislatura de 1905, Impr. de Rambla y Bouza, La Habana, 1905.

Mensaje del presidente Tomás Estrada Palma al Congreso de la República de Cuba al inaugurarse la primera legislatura de 1906, Impr. de Rambla y Bouza, La Habana, 1906.

Desde el castillo de Figueras, cartas de Estrada Palma (1877-1878), Introducción, bosquejo biográfico y notas por Carlos de Velasco, Sociedad Editorial Contemporánea, La Habana, 1918.

Bibliografía pasiva

Camacho, Pánfilo Daniel: Estrada Palma, el gobernante honrado, Ed. Trópico, La Habana, 1938.

Espinosa, Ángel: Estrada Palma, relación histórica de la primera Guerra de Independencia, Impr. La Prueba, La Habana, 1910.

Espinosa Betancourt, Arístides: D. Tomás Estrada Palma y la revolución de Cuba, Tip. de Viuda de Francisco Díaz de León, México, 1906.

Jerez Alvarado, Rafael: Panamericanismo y rasgos sobresalientes de la vida de don Tomás Estrada Palma, Tegucigalpa, D.C., 1944.

Márquez Sterling, Carlos: Don Tomás, biografía de una época, Ed. Lex, La Habana, 1953.

EnCaribe

Anuncios