Periodificación y grupos de aborígenes

Se le otorgan a los primeros habitantes de la isla tres tipos: guanathabeyes, siboneyes y taínos. El primer grupo era rústico, de piel rojiza, no se cortaban el pelo, vivían en cuevas cerca del mar y tenían una cultura tecnológicamente simple. Los otros dos grupos eran diferentes, vivían en casas, usaba ropajes más elaborados, se cortaban el pelo usando una guira y, en general, poseían mejores instrumentos de trabajo. Al primer grupo se le llama recolectores-cazadores y al segundo agricultores-ceramistas. Estos grupos fueron el resultado de diferentes migraciones y del propio desarrollo histórico interno. Las fases tecnológicas asociadas al desarrollo interno son:

  • Los aborígenes de la edad de la concha tenían una cultura mesolítica, se asentaron en la costa sur del occidente de la isla principal de Cuba y en la Isla de Pinos. En esta región proliferaban los moluscos, crustáceos y aves. Sus actividades principales eran la pesca de plataforma y la recolección litoral. Desarrollaron técnicas para confeccionar instrumentos con la concha marina, de ahí su clasificación. Vivían a cielo abierto y rara vez usaban las cuevas.
  • Los aborígenes de la edad de la piedra, también del mesolítico tardío, se asentaron en la costa norte del occidente y centro de la isla. Aunque constituyen la primera migración eran más avanzados que el grupo anterior. Desarrollaron la caza y la pesca, sin dejar la recolección. Dominaban el fuego y conocían la técnica para el tallado de la piedra de sílex. Vivían en cuevas y barrancos.
  • Los aborígenes de la edad de la alfarería tenían una cultura de tipo neolítico. Formaban parte de la misma familia lingüística que los aruacos y se asentaron a lo largo de toda la isla. Eran agricultores, y con su principal cultivo, la yuca, fabricaban el casabe, alimento que no sólo podía comerse en el momento, sino que también se podía conservar. Confeccionaban objetos y recipientes de cerámica y poseían un variado instrumental de concha y piedra pulida. Vivían en casas de madera y guano de diversas formas: desde la cúbica clásica (bohío), en forma circular (caney) o sobre pilotes (barbacoa), siempre en una disposición circular en torno a un espacio céntrico (batey).

Los restos del inicio del grupo guanajatabey fueron descubiertos por el ingeniero José A. Cosculluela en el montículo de Guayabo Blanco en la Ciénaga de Zapata, a fines del año 1913. Este hallazgo pertenecía al período o edad de la concha; su artefacto característico era la gubia, su cráneo sin deformar, grande con 1382 c.c. de capacidad, Lipsi-Subbraquicéfalo. Ha sido nominado por los sabios del Grupo Guamá, “Hombre de Cosculluela”. Este grupo vivió en toda la isla, pero en el momento del descubrimiento había mermado notablemente y se había refugiado en la parte occidental de Cuba, actual provincia de Pinar de Río y en algunos cayos en la costa sur de la isla. No se conoce con exactitud su procedencia.

El origen de los siboneyes en Cuba se remontaría a culturas posteriores al guanajatabey inicial; aunque todavía se discute aún si los antecesores más directos de los siboneyes fueron anteriores a los de los guanajatabeyes o si este lo precedió en su llegada a Cuba. El inicio de la cultura que parece corresponderse con los siboneyes pertenecía al período segundo o edad de la piedra. Sus instrumentos característicos eran la gubia, bola y daga. Sus asentaientos típicos fueron: Pico Tuerto del Naranjal, Cayo Redondo y Soroa. Su cráneo pequeño sin deformar, 1165 c.c. mesosubbraquicéfalo ha sido denominado “Hombre de Montané”. Los antecesores de los siboneyes habitaron en toda la isla y en tiempos del descubrimiento europeo, los siboneyes habían sido sojuzgados por los taínos clásicos. Al igual que los taínos los siboneyes eran de origen arahuaco y procedían de América del Sur, su lengua similar al taíno, aunque seguramente no directamente inteligible con él.

Finalmente el origen de los taínos parece remontarse al período tercero o edad de la alfarería. Los antecesores de los últimos taínos tenían como instrumentos característicos las hachas petaloides y las vasijas de barro. Sus lugares típicos: Baracoa, Banes, Morón y Cienfuegos. Su cráneo tenía deformación tubular oblicua, y un promedio de 1435 c.c. de capacidad craneal (según Broca la capacidad media del cráneo de la raza germánica en el siglo XIX era de 1534 c.c., la de la negra 1371 y la de la australiana 1228).

 

FUENTE:

Historia de Cuba en Wikipedia

Aborígenes cubanos en Wikipedia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

De la A a la Z