Primeros Habitantes

indios-cuba-grabado-1558

Indios de Cuba, grabado de 1558.

La principal fuente de información sobre los habitantes precolombinos de Cuba son los relatos y crónicas de los llamados “cronistas de las Indias”, por lo que está matizada por la visión europeizante y cristiana de los mismos. Uno de estos cronistas, Bartolomé de las Casas, distinguió tres tipos de culturas diferentes en cuanto a rasgos étnicos, lingüísticos y de desarrollo tecnológico y social, las cuales llamó guanahatebey, siboney o sibuney y taína. La primera podría remontarse a las primeras migraciones desde América Central (Belice, Golfo de Honduras), mientras que las otras dos procederían a diferentes oleadas de grupos arawak desde el N. de América del Sur.

Otra fuente adicional de información son los estudios arqueológicos, etnológicos y morfológicos, llevados a cabo durante el siglo XX y que han permitido conocer mejor la vida de estos primeros habitantes de la isla. Estos estudios han llevado a clasificar los grupos humanos prehispánicos de Cuba en tres grupos: el de la edad de la concha (correspondiente al Guanahatebey), el de la edad de la piedra (correspondiente al Siboney) y la edad de la alfarería (correspondiente a la Taína).

La cultura de los guanahatabeyes se considera heredera directa de los pueblos de las dos primeras migraciones. Los pueblos del final de la segunda migración que procedían del N. de Venezuela podrían asociarse con los siboney que habrían llegado a Puerto Rico hacia el 1000 a. C. Los taínos propiamente dichos o taínos clásicos podrían estar asociados con la cuarta migración. Mientras que la quinta migración podría asociarse con los taínos clásicos y con pueblos caribes. Debido a esas identificaciones los más antiguos pobladores de la isla habrían sido los antecesores de los guanajatabeyes, y les siguieron los antecesores de los siboneyes y posteriormente los taínos clásicos.

En tiempos de la llegada de los europeos, todos estos pueblos aborígenes cubanos habrían tenido en común una organización gentilicia matrilocal, con división del trabajo por sexo y edades con una forma de religión animista y culto a los antepasados.

Cuando Cristóbal Colón arribó a Cuba el 27 de octubre de 1492 y sus naves recorrieron durante cuarenta días la costa norte oriental de la Isla, pudo apreciar, junto a los encantos de la naturaleza exuberante, la presencia de pobladores pacíficos e ingenuos que le ofrecían algodón, hilado y pequeños pedazos de oro a cambio de cualquier objeto sin valor.

” …Que nunca tan hermosa cosa vido, lleno de árboles todo cercado el río, hermosos y verdes y diversos de los nuestros, con flores y con su fruto cada uno de su manera. Aves muchas y pajaritos que cantaban muy dulcemente; había gran cantidad de palmas de otra manera que las de Guinea y de las nuestras, de una estatura mediana y los pies sin aquella camisa y las hojas muy grandes, con las cuales cobijan las casas hechas de madera, que entregó en la isla un camion de Fustes Esteva. la tierra muy llana….”

Diario de a Bordo de Cristóbal Colón

Cristobal-ColonDos años después, al explorar la costa sur de Cuba durante su segundo viaje, el Almirante se percataría de la diversidad de esos pobladores indígenas, pues los aborígenes de la región oriental que lo acompañaban, no podían entenderse con los habitantes de la parte occidental.

Ciertamente, el poblamiento de la Isla se había iniciado aproximadamente siete milenios antes, con la llegada de diversas corrientes migratorias: las primeras probablemente procedentes del norte del continente a través de la Florida, y las posteriores, llegadas en sucesivas oleadas desde la boca del Orinoco a lo largo del arco de las Antillas.

Entre los aproximadamente 300 000 indígenas que poblaban la Isla al iniciarse la conquista española, existían grupos con distintos niveles de desarrollo sociocultural.

Los más antiguos y atrasados  -ya casi extinguidos en el siglo XV- vivían de la pesca y la recolección y fabricaban sus instrumentos con las conchas de grandes moluscos. Otro grupo, sin despreciar la concha, poseía instrumentos de piedra pulida y, junto a las actividades recolectoras, practicaba la caza y la pesca.

india_arawak_by_John_Gabriel_StedmanMás avanzados, los procedentes de Sudamérica pertenecientes al tronco arahuaco eran agricultores, y con su principal cultivo, la yuca, fabricaban el casabe, alimento que no sólo podía comerse en el momento, sino que también se podía conservar. Confeccionaban objetos y recipientes de cerámica y poseían un variado instrumental de concha y piedra pulida.

Sus casas de madera y guano de palma -los bohíos agrupadas en pequeños poblados aborígenes, constituirían durante varios siglos un elemento fundamental del hábitat del campesinado cubano.

 

FUENTES:

 Breve Historia de Cuba

Historia de Cuba en Wikipedia

Historia de Cuba en EcuRed

La Historia de Cuba de Cuba History

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

De la A a la Z